Baja visión: una prioridad para Fundonar

  • By distecnoweb
  • 4 enero, 2021
  • 143 Views

La Clínica Fundonar trabaja para detectar, prevenir y tratar las enfermedades que afectan la visión. Pese a todos los esfuerzos que se realicen, algunas patologías implican una visión por debajo de lo normal. Las personas afectadas por estas patologías no están consideradas ni como invidentes ni como videntes. Este grupo de población que requiere una atención especializada, dentro del actual Sistema de Salud, no son una prioridad, sólo en FUNDONAR encuentra un servicio que atiende cada enfermedad, con el fin de alcanzar algún grado de recuperación visual por medio de ayudas ópticas especiales.

La BAJA VISIÓN describe una anomalía visual que restringe en las personas la capacidad de realizar tareas cotidianas, impedimento que no puede corregirse con cirugías ni tratamientos. Esta patología se relaciona con diversas patologías genéticas, degenerativas o secuelas traumáticas y que afectan la agudeza visual central, la sensibilidad al contraste, la visión de colores, visión nocturna, profundidad de campo, etc. También es frecuente encontrar en este grupo de pacientes, pérdida de la visión de un ojo, con visión disminuida en el otro, lo que ocasiona alteración del campo visual y problemas de desplazamiento.

En FUNDONAR, los pacientes de BAJA VISIÓN provienen de toda la geografía nariñense y del departamento de Putumayo, pertenecen a todos los estratos socioeconómicos, y edades, incluidos niños. Es decir, son numerosas las personas que, al no recibir la atención necesaria, su vida se relega a sus viviendas. Al no poder volver a desempeñarse laboralmente, optan por el aislamiento.

FUNDONAR ha acogido a toda esta población, empezando por realizarles un examen completo por Oftalmología integral, para una vez establecido el diagnóstico de BAJA VISIÓN, iniciar el proceso de evaluación por Optometría, y a través de recursos técnicos especializados, mejorar el residual visual encontrado.

Al respecto, la optómetra Yuli Carolina Delgado Solarte explica: “Cuando el paciente no mejora su nivel visual a consecuencia de traumas, patologías oculares crónicas, condiciones genéticas con tratamiento oftalmológico y de optometría, incluso, pacientes a quienes ya se realizó intervención clínica integral y a pesar de ello tiene visión deficiente, no operable, se recurre al último recurso, el servicio de BAJA VISIÓN, logrando mejorar el remanente visual”.

LA MEJOR OPCIÓN

La optómetra especializada utiliza varios recursos tecnológicos para potenciar el residuo visual de paciente, con telescopios, magnificadores manuales, lupas electrónicas, lentes oftálmicos de extra-rango, filtros, lentes de contacto especiales, etc. En algunos casos también se prescriben en la consulta, terapias y ejercicios que ayudan a mejorar cuando el paciente los realiza en su casa. Desafortunadamente los recursos tecnológicos de Baja Visión están excluidos del actual Plan de Beneficios.

A nivel nacional los registros de pacientes atendidos por BAJA VISIÓN, son muy escasos. Se sabe que este servicio se presta en algunas ciudades como Bogotá y Medellín, seguido de Pereira y en Pasto, la Fundación Oftalmológica de Nariño viene prestando el servicio desde hace varios años, como parte de su objetivo de responsabilidad social.

Por último, la optómetra puntualizó que entre las patologías que desencadenan la BAJA VISIÓN hay algunas prevenibles como la retinopatía diabética e hipertensiva. “Esas patologías se pueden prevenir desde edades tempranas con buenos hábitos, alimentación saludable y controles periódicos de la enfermedad de base. Pero otras como retinosis pigmentaria, miopía degenerativa, glaucoma o enfermedades genéticas, no se pueden curar, pero sí controlar como lo estamos haciendo en FUNDONAR para ayudar a tantos pacientes afectados”, concluyó.

1 thought on “Baja visión: una prioridad para Fundonar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *